Cómo Hacer Fotos de Halloween en Casa: 3 Casos Prácticos

Si el otoño es tu estación favorita y estás todo el año esperando a que llegue Halloween para celebrarlo, entonces eres de los míos. Las historias de miedo, los disfraces, los adornos, los dulces, las calabazas, los sustos… todo ello forma parte de una de las fiestas más divertidas del año.

Esta vez te propongo celebrar la ‘Noche de Brujas’ con un plan muy diferente y divertido: creando fotografías terroríficas de Halloween en casa. Para ello, vamos a realizar tres casos prácticos, paso a paso, utilizando diversas técnicas y distintos materiales muy fáciles de conseguir. ¿Te apuntas? ¿O acaso… tienes miedo?

¿Truco o Foto?

Halloween es esa época del año en la que por un lado, las calles se tiñen de gris bajo un manto de hojas otoñales y charcos de lluvia. Mientras que, por otro lado, dentro de las casas todo se decora con adornos aterradores y el olor a calabaza asada impregna cada rincón del hogar.

Se trata de una fiesta muy familiar que, además de ser divertida para los peques por los dulces (caramelos, chocolatinas…) también lo es para los adultos. ¿Por qué? Pues porque nos permite pasar tiempo con los nuestros y volver a ser niños: contando historias de miedo, decorando calabazas, colocando telarañas y, por supuesto, disfrazándonos y riéndonos de nosotros mismos.

Lo que te proponemos en dzoom es que añadas una tradición más a tu fiesta de Halloween, la de hacer fotos divertidas en familia y, a la vez, practicar y disfrutar de tu afición desde casa. Te vamos a explicar tres ideas diferentes para que pongas a prueba tu creatividad. ¿Cuál te gustaría recrear?

Recuerda que si eres [email protected] Premium puedes acceder al Fototip Especial de Halloween en nuestra Zona Premium, donde podrás ver cada caso práctico explicado paso por paso y con todo lujo de detalles.

#1. Una Espeluznante Noche de Luna Llena

Nikon D7100 · 35mm · f/8 · 1/60s · ISO 640

¿Qué Atrezzo Necesitamos?

  • Mesa con una tela oscura encima (con algún objeto que haga de plataforma)
  • Hojas secas de diferentes tipos, tamaños y colores
  • Bote vacío y ramas secas retorcidas
  • Varillas de incienso
  • El fondo (que haremos nosotros mismos en pocos minutos)

Para aquellos a los que les gustan las manualidades esta es la idea perfecta, porque el fondo lo construiremos a mano. Para ello necesitaremos: varias cartulinas de color negro, cinta adhesiva de pintor, cúter, lápiz y papel vegetal.

Construye tu fondo en 4 pasos:

  • Dibuja un círculo perfecto sobre una cartulina negra (puedes usar algún objeto como plantilla) y recórtalo con un cúter.
  • En otra cartulina negra dibuja una silueta de algo terrorífico (un árbol con murciélagos, un castillo encantado, un lobo, una bruja) y recórtala (te aconsejo que uses una plantilla).
  • Ahora coloca una hoja de papel vegetal en uno de los lados para crear la luna y sujétala con cinta adhesiva de pintor (que no dañará la cartulina).
  • Por último, coloca otras dos cartulinas más a ambos lados y fíjalas con más cinta adhesiva.

Montaje del Set

Para montar el fondo, necesitaremos usar un par de trípodes de iluminación con pinzas. No podemos pegarlo a la pared porque necesitamos dejar espacio detrás para colocar otro trípode más con una luz continua que simule ser la luz de la luna. Lo ideal es colocar la bombilla justo en el centro del círculo para que la iluminación sea homogénea e intensa.

En principio no necesitarás añadir más fuentes de luz. Te bastará con la luz ambiente o alguna luz de la casa encendida. Aunque puedes usar una linterna o un panel led para iluminar un poco el set. Ahora coloca el mantel y debajo algo que nos sirva de base (pueden ser libros, por ejemplo). Sobre esta base será donde coloquemos la cartulina con nuestra silueta aterradora.

Fíjate que tendrás que hacer una base lo suficientemente alta como para que la silueta se quede bien colocada dentro del círculo lunar. Al dibujarla nosotros hemos dejado una solapa en la parte inferior para poder doblarla y que se mantenga de pie por sí sola. Finalmente, añade el resto de elementos (hojas, ramas, figuras, etc.) para ambientar tu paisaje nocturno.

Parámetros

Fragmento Fototip Cómo Hacer Fotos de Halloween en casa: 3 Casos Prácticos

Este tipo de fotografías requerirá de una cámara de fotos, un trípode y un disparador remoto (o el disparador automático de la cámara, si no lo tienes). En cuanto a la lente, te servirá cualquier lente tipo estándar como un 35mm o un 50mm. Aunque también puedes usar la lente del kit o la que tengas a mano, por supuesto.

La apertura que solemos utilizar en fotografía de bodegones e incluso de producto, suele ser intermedia para poder sacar enfocada toda la escena. Por lo tanto, a no ser que busques lograr algún desenfoque creativo, te recomiendo que uses un número f intermedio para lograr la nitidez de todo el ‘paisaje’ completo.

Ahora nos tocará jugar con el triángulo de exposición. Al utilizar un trípode y disparar un paisaje que no está en movimiento, podremos utilizar velocidades de obturación lentas y una sensibilidad ISO intermedia para evitar el exceso de ruido.

Finalmente, dispara tus fotos en formato RAW y usa preferentemente el modo de medición puntual. Como la fuente de luz principal es directa e intensa, nos interesa echar un vistazo al histograma para no sobreexponer demasiado esa zona en concreto.

Cuando tengas clara la exposición de la escena, prueba a hacer otras versiones en vertical u horizontal y añade algo de humo con las varitas de incienso para darle una ambientación más espeluznante.

Revelado Digital

Cuando ya hayamos seleccionado la toma que más nos guste, llegará el momento de revelarla. El primer paso será el de realizar las correcciones de lente habituales, recorte, rotación y eliminación de halo o aberraciones cromáticas.

Seguidamente, aplicaremos algunos ajustes de exposición para bajar un poco las altas luces que provienen de la luz frontal (la luna) y aumentaremos las sombras para recuperar la luz en la parte delantera de nuestro paisaje. Aplicaremos un balance de blancos frío, aunque en las hojas otoñales lo mantendremos más cálido para generar algo de contraste.

En cuanto al enfoque, podremos añadir algo de nitidez y restar algo de ruido si no nos gusta como queda. Pero no descartes la posibilidad de agregar algo de textura y grano de película a la imagen para darle un toque creepy y, a la vez, vintage.

#2. El Brujo Invocando a la Bestia

Nikon D7100 · 35mm · f/4 · 1/40 · ISO 500

¿Qué Atrezzo Necesitamos?

  • Mesa con cartulinas negras o mantel oscuro
  • Velas de color negro y naranja
  • Calabazas, calaveras u otros objetos y figuras rituales
  • Sangre falsa para las manos del brujo
  • Capa negra y/o ropa oscura y una máscara terrorífica

Sea cual sea la superficie que elijas para colocar las velas, recuerda que el fuego es peligroso y debemos tener cuidado de que nada se incendie. Cuantas más velas, más luz obtendremos pero debemos ir con mucha precaución para que no ocurra ningún accidente.

De igual modo te aconsejamos que uses un material poco valioso como base para las velas, porque la cera puede caer y ensuciar o estropear ciertos tejidos. En cuanto al disfraz, elige el que tú quieras, pero ten en cuenta que si usas una máscara reflectante también se reflejará la luz y los colores en ella.

Montaje del Set

En este caso vamos a usar dos fuentes de luz continua, pero les añadiremos un gel de color naranja sujetado con pinzas para cambiar la temperatura de color. Si no tienes luz continua, puedes usar dos flashes con geles naranjas. En ambos casos conseguiremos una atmósfera cálida que case con el color del fuego y de las calabazas.

Si no tienes geles de color tan grandes puedes optar por comprar papel de seda (también llamado, tissue paper) y funcionará igual de bien. Es un material muy económico y lo encontrarás en cualquier papelería o tienda multiprecio.

Las luces las colocaremos de forma completamente lateral, es decir, a 90º del elemento principal. La otra fuente de luz del esquema de iluminación será la que provenga de las propias velas, y si colocamos muchas, también será bastante intensa. Pintaremos las manos del personaje con un poco de sangre falsa y, finalmente, encenderemos algunas varas de incienso.

Parámetros

De igual modo que antes, usaremos trípode y un disparador remoto para realizar nuestra toma. Al tratarse de tomas algo oscuras nos interesa usar velocidades más lentas para captar mayor cantidad de luz, por eso el trípode nos resultará un elemento indispensable. Si disparamos cámara en mano, recuerda que habrá más vibraciones y las fotos pueden salir trepidadas.

Como aquí estamos haciendo un retrato con algo de atrezzo y el fondo no queremos que aparezca enfocado, nos bastará con utilizar una apertura de f/3.5 o f/4. En cuanto a la lente, puedes usar una focal fija para retrato o la propia lente del kit o incluso puedes probar con un angular para deformar al personaje y generar algo de ansiedad al espectador.

Recuerda disparar en RAW, tener el modo de medición puntual activado y probar diferentes ángulos. Deberemos prestar atención al histograma y comprobar que la luz de las velas no se sobreexpone. En cuanto al modelo, pídele que vaya cambiando la pose y que sea aterrador. Aunque lo más importante es que no se mueva, porque al usar velocidades lentas también puede salir trepidado.

Revelado Digital

Llega el momento del revelado. Haz un visionado de las poses de tu brujo y elige la toma que te parezca más espeluznante de todas. Ahora realiza los ajustes de corrección de lente, recorte y rotación. Lo siguiente será ajustar el balance de blancos para dejarlo a nuestro gusto.

Ahora nos centraremos en corregir la exposición. Bajaremos las altas luces para que la luz de las velas no aparezca sobreexpuesta y generaremos algo de contraste en la ropa del personaje, para que los negros resalten. También realizaremos algunos ajuste locales para que la sangre de las manos sea más visible, el humo tenga más textura y el rostro del brujo esté más iluminado.

Para finalizar el procesado, retocaremos algunas cosas en Photoshop para añadir realismo a la toma. Con la herramienta Pincel oscureceremos las fosas nasales de la máscara y con el Tampón de clonar eliminaremos fibras y machas de la ropa oscura, la cera de las velas que haya podido caer y las arrugas de la mesa.

#3. Un Cementerio Viviente

Nikon D7100 · 35mm · f/3.5 · 1/100s · ISO 320

¿Qué Atrezzo Necesitamos?

  • Mesa con tela oscura recubierta de hojas para simular el suelo
  • Una lápida grande o varias lápidas más pequeñas
  • Telarañas blancas y/o negras para recubrir el atrezzo
  • Arañas de diferentes tamaños que cuelguen de las telarañas
  • Calabazas, manos falsas y otros objetos de terror para ambientar

Si no tienes telarañas a mano o no las encuentras en ninguna tienda, también puedes utilizar trapos viejos. Puedes resquebrajarlos como si fuesen harapos y colocarlos como un adorno. Las arañas y otros personajes también puedes recortarlos con cartulinas y crearlas tú mismo/a.

Montaje del Set

En este caso acercaremos la mesa a la pared para que la lápida esté apoyada y precisaremos de dos fuentes de iluminación. La luz principal será de flash externo, disparado fuera de la zapata, por lo que necesitaremos un trípode y un trigger. Además, utilizaremos un modificador para el flash que focalice la luz en un solo punto o círculo visible.

Para lograr ese efecto podemos usar un grid que podemos comprar, imprimir en 3D o construir de forma casera. También podemos usar un snoot o fabricar uno casero hecho con un bote circular. Utilizando ambos métodos crearemos una luz en forma de círculo que enmarque la escena y resulte más inquietante. Si tienes geles de color también puedes hacer algunas pruebas.

Por último, añadiremos una segunda fuente de luz continúa al esquema, colocada a unos 45º del bodegón. Para modificar la luz utilizaremos un gel, papel de seda o una bolsa de color azul para teñir la iluminación de un azul intenso que genere una sesión de frialdad a la toma y que contraste con los tonos anaranjados y ocres de las calabazas y las hojas otoñales.

Parámetros

A diferencia de los dos casos anteriores en los que usábamos solo luz continua, aquí usaremos también luz de flash. Eso significa que el haz de luz del flash será intenso y nuestra toma no precisará de velocidades tan lentas o ISOs muy elevadas como antes hemos necesitado antes al ser frente escenas más oscuras.

Lo que más te debería preocupar en este tipo de toma es controlar la intensidad del flash. Al focalizar toda la luz en un punto te interesará dispararlo en manual y que esté lo más bajo posible 1/128. Tendrás que disparar varias fotos y mover el flash de un lado a otro hasta que logres que el círculo se dispare en la zona que deseas.

Si ves que la luz del flash sigue siendo intensa o no te convence el tamaño del círculo aleja o acerca el flash hasta que encuentres el punto ideal. Si añades geles de color al flash también lograrás imágenes interesantes y alguna sombra tenebrosa también te ayudará a crear atmósferas fantasmagóricas… ¡Desata tu creatividad y prueba todo lo que se te ocurra!

Revelado Digital

Echa un vistazo a las tomas que has realizado y elige la que deseas procesar. Si hemos logrado la iluminación correcta en el momento de la captura, nuestra toma estará prácticamente revelada. Ahora solo tendremos que aplicar unos pequeños ajustes de exposición y color para dejarla lista.

Después de los ajustes de corrección de la lente aumentaremos el contraste y la saturación. Crearemos ajustes locales en la lápida y en las calabazas para añadir algo de claridad y nitidez. Los ojos de la calavera, al estar encendidos con bombillas led, también podremos potenciarlos un poco aumentando la saturación creando una máscara.

Un buen truco será el de agregar algo de intensidad a los azules para que la luz continua que ilumina las telarañas brille más. Finalmente, añadiremos un efecto de Grano de película para que la imagen gane más volumen, parezca más tosca y se agregue algo de textura al conjunto.

¡Prepara ya tu Noche de Halloween!

¿Has visto qué fácil es montar un set de Halloween? Si juntas todos los adornos de la casa y usas algún disfraz puedes pasar una tarde en familia de lo más divertida y entretenida. Ya puedes empezar a recopilar cositas y tenerlas preparados para el gran día.

Además, como has visto, no necesitarás tener demasiados materiales para poder poner en práctica los casos que te hemos propuesto. En todos los casos podrás optar por utilizar alternativas caseras y económicas que tendrás a mano.

¿Y tú? ¿Te apuntas a pasar un día divertido y terrorífico e inmortalizarlo con tu cámara? ¿Qué caso te gustaría más recrear? ¿Tienes más ideas chulas para crear más fondos, fabricar adornos caseros o probar otros accesorios? ¡Deja tu comentario y cuéntanos tus propuestas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *